Biotecnología

Carne limpia = Carne in vitro = Carne de laboratorio

Por julio 31, 2019 2 Comentarios
Carne_De_Laboratorio_Biotecnologia_Maria_Iranzo_Biotec

Hoy hablaremos de la carne limpia, concepto que se utiliza para referirse a la carne in vitro o carne cultivada en un laboratorio. Sí, aunque te cueste imaginarlo, ya es posible producir una hamburguesa, unas salchichas o unos nuggets de pollo, de cero, en la mesa de un laboratorio biotecnológico. ¿De dónde viene esta idea? ¿Por qué es más necesaria de lo que parece? ¿Cómo se hace? ¿Tiene tantas ventajas como parece?

El consumo de carne a nivel mundial se ha incrementado drásticamente en los últimos 55 años. Tal y como recoge la FAO, de los 50 millones de toneladas de carne producidas en los años 60, hemos pasado a los 300 millones en la actualidad. Además, esta cifra podría duplicarse y llegar a los 600 millones en 30 años, si la tendencia de consumo se mantiene.

Carne_De_Laboratorio_Biotecnologia_Maria_Iranzo_Biotec

https://ourworldindata.org/meat-and-seafood-production-consumption#correlates-determinants-consequences

Tal y como os podréis imaginar, estos altísimos niveles de producción y consumo tienen consecuencias. En primer lugar, debemos recordar aquel informe de la OMS del año 2015, en el que se afirmaba que la carne procesada es carcinogénica, y la carne roja posiblemente carcinogénica con niveles de consumo elevados. Pero este es solo parte del problema, ya que además de la creciente preocupación por el bienestar animal, las mayores consecuencias de la sobreproducción las sufre el planeta.

Las vacas, y sus flatulencias (aunque suene a chiste), son responsables de casi el 15% de la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Tampoco disponemos de toda la superficie necesaria para producir esos 600 millones de toneladas que se demandarían en el 2050, al menos no, sin recurrir a la deforestación. Además, se requieren inmensas cantidades de agua y energía, no solo para el propio animal, si no para producir el alimento que este consume. Para que os hagáis una idea: para producir un kilo de maíz se requieren 1.500 litros de agua, para producir un kilo de carne lo que se necesitan son 15.000 litros.

Todos estos motivos han hecho necesario buscar alternativas al consumo de carne de origen animal. Y es aquí donde surge la idea de generarla sin necesidad de que esta proceda del sacrificio de un animal. Mark Post, desde el año 2013, ostenta el título de producir la primera hamburguesa de laboratorio. A día de hoy, se han puesto tantas esperanzadas en este mercado que ya son muchas las empresas que se dedican a la producción de este tipo de carne: SuperMeatFinless Foods, Aleph Farms, Mosa Meat, Imposssible Foods, Memphis Meats, entre otras muchas.

Carne_De_Laboratorio_Biotecnologia_Maria_Iranzo_Biotec

https://periplo.mx/ciencia/hamburguesas-carne-in-vitro-cultivada-artificialmente/

Pero, ¿cómo es esto posible? Con un simple cultivo celular. Los cultivos celulares se utilizan rutinariamente, desde hace décadas, en casi cualquier laboratorio. La idea de los cultivos celulares es la que indica su propio nombre: cultivar células. Si tú aíslas un pequeño conjunto de células, imaginemos que 1000, y las pones en una superficie adecuada, en el ambiente requerido y les das “de comer” lo necesario, cada una se multiplicará dividiéndose en 2. Este proceso se repetirá consecutivamente hasta obtener al final millones y millones de células.

¿Cómo se hace la carne de laboratorio? Cultivando células musculares en pequeños biorreactores con todas las condiciones necesarias y utilizando pequeños estructuras biodegradables para que la carne creciera con la forma normal. Estas células deben ser previamente aisladas del musculo de un animal con una pequeña biopsia indolora al poder utilizar anestesia. ¿El resultado? Carne. En nueve semanas se obtendría la cantidad de carne de una hamburguesa. Eso sí, carne con un color amarillento, que requiere de la adicción de hemoglobina para proporcionarle ese color rojizo típico.

¿Pero qué características tiene esta carne? En primer lugar, es totalmente segura para el consumo humano, de hecho ya se ha hecho una que otra cata. En cuanto a su consumición nutricional destacar que sería una muy buena alternativa para ingerir proteínas con muy poca grasa y para el consumo vegetariano. Esto sin embargo podría influir en su sabor. La carne normal no solo contiene células musculares si no también grasas y otros componentes como nervios, tendones, colágeno o los propios vasos sanguíneos que participan tanto en su saber cómo en su consistencia.

¿Tiene tantas ventajas como parece? ¿Es realmente la solución a los problemas que causa la sobreproducción cárnica? Una de las mayores ventajas que este tipo de carne limpia parecía presentar era la ausencia de antibióticos en el producto final a diferencia de la carne animal. Sin embargo, hay que recalcar que las explotaciones ganaderas deben respetar un tiempo mínimo entre la administración del antibiótico al animal y su sacrifico. Con este periodo se trata de garantizar que no queden restos de antibióticos en la carne que tú ingieres, aunque no siempre se haya comprobado así. La carne artificial, a su vez, también requiere del uso de antibióticos. Cualquier cultivo celular necesita antibióticos u otros fármacos, ya sea de forma esporádica o permanente, para evitar su contaminación por bacterias u otros microorganismos. De esta forma tampoco se podría asegurar, aun, que esta carne está completamente limpia de fármacos cuando tú la ingieres.

Otra de las mayores desventajas es el precio de la carne de laboratorio. A día de hoy fabricar 1 libra de carne cuesta 10.000 dólares, y si no se encontrara una manera de producción a  gran escala económicamente rentable seria inasequible para la mayor parte de la población. Además sería necesario estudiar cuál sería el impacto medioambiental de dicha producción in vitro y si permitiría mejorar el impacto de la producción animal.

Por el momento, nosotros solo podemos intentar consumir carne en su justa medida, evitando los abusos que al final no resultan ser beneficiosos ni para nuestra salud, ni para la del medio ambiente.

¿Te ha gustado el post? ¿Has aprendido algo nuevo? ¿Quieres conocer más al detalle este asunto? No dudes en dejar un comentario o ponerte en contacto a través de maria@mariairanzobiotec.com o http://www.mariairanzobiotec.com/contacto/, para más dudas. Visita también mis redes sociales para mantenerte al día de todas las novedades de la web, y suscríbete para recibir en primicia todas las publicaciones: http://www.mariairanzobiotec.com/suscriptores-biotecnologia/

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Si queréis leer más datos sobre la producción de carne: https://ourworldindata.org/meat-and-seafood-production-consumption#correlates-determinants-consequences

Si os interesa leer una versión más crítica de este avance biotecnológico: https://naukas.com/2018/12/10/carne-de-laboratorio-no-todo-es-color-de-rosa/

Si queréis saber más sobre el informa de la OMS sobre el consumo de carne roja y procesada: https://www.who.int/features/qa/cancer-red-meat/es/

https://elpais.com/elpais/2015/10/28/ciencia/1446060136_851539.html

https://www.muyinteresante.es/ciencia/fotos/carne-in-vitro-todo-lo-que-que-debes-saber/22

 

Únete a los comentarios 2 Comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar