jueves, mayo 26, 2022
spot_img
InicioBioProductosVacunas recombinantes

Vacunas recombinantes

Las vacunas, como muchos ya sabréis, son sustancias que se utilizan para provocar que nuestro sistema inmune genere memoria contra un patógeno (virus, bacteria…) específico. De esta forma, si tras la vacunación se entra en contacto con este microrganismo el sistema inmunitario será capaz de controlar rápidamente la infección y acabar con ella sin problemas.

Aunque existen unos cuántos tipos de vacunas, hay un tipo concreto, las vacunas recombinantes que entran en la categoría de producto biotecnológico. ¿Por qué las vacunas recombinantes son un producto biotecnológico? Porque están basadas en utilizar genes de microorganismos patógenos.

Para la producción de las vacunas recombinantes se usa, tal y como su propio nombre indica, la tecnología del DNA recombinante. Esta consiste en aislar un fragmento de DNA e insertarlo en otra construcción genética, en el caso de las vacunas, con finalidad de vacunar. Todos los fragmentos aislados se encontrarán recogidos en un plásmido, una estructura de DNA circular que es capaz de multiplicarse de forma autónoma cuando es insertado en una célula.

Los fragmentos de DNA tendrán la capacidad de producir proteínas antigénicas, es decir, proteínas propias del microorganismo del que se quiere vacunar, y que nuestro sistema inmune podrá reconocer y atacar, generando la memoria de la que anteriormente hablamos. Estos plásmidos son entonces insertados o bien, en grandes cultivos de bacterias, o bien en plantas, para que estos mismos produzcan grandes cantidades de la proteína de interés. Esta será aislada y utilizada, posteriormente, como vacuna.

En la actualidad existen diferentes tipos de vacunas recombinantes además de utilizar las proteínas aisladas. Se puede utilizar directamente el plásmido como vacuna, o bien usar bacterias o virus atenuados (sin capacidad de infección) para contener en su interior el plásmido con el DNA recombinante a modo de vacuna. Todas ellas funcionan igual ya que al llegar a nuestro cuerpo los genes del plásmido producen las proteínas del microorganismo a vacunar; el sistema inmune las detecta y genera la respuesta inmune buscada, y que producirá la memoria que nos protegerá frente a futuras infecciones.

¿Quieres conocer más al detalle toda esta tecnología? ¿Quieres descubrir todos los tipos de vacunas que hoy en día usamos? ¡ESTATE MUY ATENTO AL POST:

¿Te ha gustado el post? ¿Has aprendido algo nuevo? ¿Quieres conocer más al detalle este asunto? No dudes en dejar un comentario o ponerte en contacto a través de maria@mariairanzobiotec.com para más dudas. Visita también mis redes sociales para mantenerte al día de todas las novedades de la web, y suscríbete para recibir en primicia todas las publicaciones: https://www.mariairanzobiotec.com/suscribete-al-blog-de-ciencia-y-biotecnologia/

Artículo anteriorQuimosina
Artículo siguienteBiogás
María Iranzo
María Iranzohttps://www.mariairanzobiotec.com/
Soy biotecnóloga por la Universitat de Lleida (UdL) y máster en Bioquímica, biología molecular y biomedicina por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Me dedico a la investigación biomédica pero me apasiona la biotecnología y la divulgación científica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

¡Suscríbete al Bog!

[activecampaign form=5]

Lo más comentado