viernes, agosto 14, 2020
Inicio Curiosidades Taurina, cafeína y teína

Taurina, cafeína y teína

Hoy en día muchos hemos oído hablar de la taurina o la hemos consumido, probablemente en forma de bebida energética. ¿Pero alguien sabe qué es la taurina y cómo nos afecta? ¿Tiene algo que ver con la cafeína o la teína? ¡SIGUE LEYENDO!

Hoy no empezaremos por el principio, sino por lo más interesante: ¿Por qué se llama taurina? Aunque la creencia popular es que es una sustancia que se obtiene de los toros, solo recibe este nombre porque se descubrió en la bilis de estos animales.

¿Qué es exactamente la taurina?

La taurina es el nombre que se le proporcionó al ácido 2-amino-etano-sulfónico al ser descubierto en la bilis de toro. Esta molécula, aunque sea muy similar a un aminoácido (las unidades que forman las proteínas), no puede ser considerada como tal pese a que, comúnmente, es incluida en este grupo de moléculas.

¿Producimos taurina de manera natural?

Así es, el cuerpo humano genera taurina degradando uno de los aminoácidos esenciales, la cisteína, en el páncreas. La taurina, de forma natural, tiene un papel clave en la digestión, ya que forma parte de la bilis, no solo de los toros sino también de los humanos. También tiene otras funciones como la osmorregulación, la modulación de la señalización del calcio, actúa como antioxidante, participa en el funcionamiento del sistema cardiovascular, en el músculo esquelético, en la retina y en el sistema nervioso central.

Aunque podemos encontrar taurina en la carne, el pescado, los huevos y otros muchos alimentos de uso diario, además de, en algas marinas, setas, frutos secos y en algunos vegetales, la presente en las bebidas energéticas es sintetizada químicamente en un laboratorio.

¿Y la cafeína y la teína?

Hoy vamos a desmontar un mito bastante importante: la cafeína y la teína son exactamente lo mismo. Entonces, ¿porque se distinguen? Porque, pese a ser la misma molécula, cada una de ellas interacciona con otras sustancias presentes en el café o en el té, respectivamente. De esta forma la cafeína del café puede actuar diferente a la cafeína del té. Hay que tener en cuenta que la cafeína no sólo está presente en el café y en el té, sino que también la podemos encontrar en el cacao y otros productos.

¿Qué es la cafeína? La cafeína es un alcaloide que proviene de las plantas, y que deriva también de los aminoácidos. Al igual que la taurina, actúa sobre el sistema nervioso central, inhibiendo el dolor, modificando el estado anímico, alterando la percepción, y estimulando la actividad neuronal y física. Además, se caracteriza por mejorar la concentración, proporcionar una actividad neuronal más rápida, una mayor agudeza, aumentar la función metabólica y la disminución de peso. Sin embrago como ocurre con los alcaloides, y al igual que la taurina, el efecto sobre el sistema nervioso es peligroso, en función de las dosis.

Otras sustancias bastante famosas y que también pertenecen a la familia de los alcaloides son la cocaína, la morfina, o la nicotina.

¿Entonces, las bebidas energéticas son perjudiciales o no lo son?

El consumo de este tipo de bebidas, que no solo contienen taurina, sino también cafeína, se ha relacionado con problemas como el aumento de la presión arterial y las taquicardias. Sin embargo, pese a que sí se han demostrado estos efectos con el consumo de altas dosis, todavía no se ha podido determinar si estos son consecuencia de la taurina, la cafeína (normalmente se obtiene del café y no se sintetiza químicamente) o la combinación de ambos.

Y el problema aumenta si sumamos el alcohol. ¿Por qué? El alcohol consumido en grandes cantidades tiene un efecto neurodepresor, es decir, depresivo. Si se mezcla con este tipo de bebidas energéticas, los efectos estimulantes de las mismas camuflarán el efecto del alcohol, haciéndonos creer que “estamos bien” y que podemos seguir consumiendo más. El resultado: altísimas dosis de alcohol y altísimas dosis de taurina y cafeína en sangre con las consecuencias que ya todos conocemos.

¿Por el momento? Precaución, no tomar grandes dosis de bebidas energéticas y evitar mezclarlas con alcohol.

¿Te ha gustado el post? ¿Has aprendido algo nuevo? ¿Quieres conocer más al detalle este asunto? No dudes en dejar un comentario o ponerte en contacto a través de maria@mariairanzobiotec.com para más dudas. Visita también mis redes sociales para mantenerte al día de todas las novedades de la web, y suscríbete para recibir en primicia todas las publicaciones: https://www.mariairanzobiotec.com/suscriptores-biotecnologia/

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

https://www.globalhealingcenter.net/salud-natural/peligros-taurina.html

https://cienciatoday.com/que-es-la-taurina/

https://iquimicas.com/quimica-de-las-bebidas-energeticas-y-sus-efectos/

María Iranzohttps://www.mariairanzobiotec.com/
Me apasiona la biotecnología y mi sueño es ayudar a descubrir la cura del cáncer. Actualmente formo parte del grupo de investigación de etiología y terapéutica de enfermedades periodontales. Máster en Bioquímica, biología molecular y biomedicina (UCM). Graduada en #Biotecnología (UdL).

9 COMENTARIOS

    • Hola! No te recomendaría el consumo de “estimulantes” de este tipo puesto que son eso y pueden tener incluso el efecto contrario a la concentración si lo piensas. No soy nutricionista pero el consumo de estas bebidas energéticas no es recomendable (por las altísimas cantidades de azúcar que poseen). El café a su vez, no es perjudicial si no se sobrepasan ciertas cantidades. Mi consejo para estudiar es que duermas y comas bien, eso te dará la energía suficiente para concentrarte y si necesitas algo más opta por el café.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

Con el sol, ¿la piel se oscurece y el pelo se aclara?

Estamos en pleno verano, en plena ola de calor y la radiación solar es más intensa que nunca. ¿Cómo es posible...

Lactasa

Intolerancia a la lactosa: incapacidad para procesar el azúcar (disacárido) lactosa en sus dos componentes la glucosa y la galactosa.

Bacterias como posibles transportadoras de fármacos a los tumores

¿Qué piensas si te digo que una bacteria podría ser útil para transportar fármacos específicamente a los tumores? La palabra que...

¡Suscríbete al Bog!

Lo más comentado

Veneno de escorpión para permitir la llegada de fármacos al cerebro

Esta semana hablaremos de cómo conseguir que fármacos, incapaces de entrar al cerebro por no poder cruzar la barrera hematoencefálica, lleguen a él. Investigadores...

Spirulina: La cianobacteria que podría plantar cara a los tumores

Hoy traigo otro avance en la lucha contra el cáncer, y más biotecnológico que nunca: utilizar una cianobacteria, la spirulina, para acabar con las...

Terapia génica para bajar el colesterol

Esta semana hablaremos del colesterol, la molécula que causa tantos estragos en la población, y de cómo la terapia génica, la utilización de genes...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar