sábado, septiembre 26, 2020
Inicio Cáncer El poliovirus: la ayuda del sistema inmune para luchar contra el cáncer

El poliovirus: la ayuda del sistema inmune para luchar contra el cáncer

De nuevo, una buena noticia en la lucha contra el cáncer: El virus de la polio colabora con el sistema inmune del organismo para luchar contra las células cancerígenas. ¿Quieres saber cómo lo hace? ¡PUES SIGUE LEYENDO!

Empezaremos por saber qué es el virus de la polio. El poliovirus o virus de la polio es el virus responsable de causar la enfermedad de la polio o poliomelitis. Una persona se puede contagiar con este virus, por vía fecal u oral, o bien por medio de agua o alimentos contaminados.

Una vez en el organismo, el virus se multiplica en el intestino y desde allí invade el sistema nervioso, pudiendo llegar a causar, en los casos más graves, parálisis. ¿Qué otros síntomas produce? Fiebre, cansancio, cefalea, vómitos, rigidez del cuello… Aunque no existe una cura para la enfermedad, sí que es evitable por medio de la vacuna antipoliomielítica, la cual inmuniza al receptor contra el virus.

¿Cómo actúa el poliovirus?

Como cualquier virus, necesita infectar células para aprovechar toda la maquinaria que estas poseen, con el fin de multiplicarse. El virus de la polio entra en contacto con las células humanas a través de una proteína presente en la superficie de estas, la CD155. Una vez en contacto con ellas, el poliovirus introduce su material genético, este se replica como si fuera DNA de la propia célula, se forman nuevas unidades víricas y salen de la célula para invadir más células sanas y repetir el proceso. (Este es el modo de actuación básico de cualquier virus)

¿Qué tiene que ver esto con el cáncer?

Pues muy simple, las células tumorales se caracterizan por tener, también, proteínas CD155 en su superficie. ¿Cómo aprovecharon esto los investigadores del Instituto Oncológico de la Universidad de Duke en Durham (EE.UU.)?

En primer lugar modificaron genéticamente el virus de la polio con el fin de impedir que este causara la poliomielitis. Por otro lado cultivaron células de cáncer de mama, de melanoma (cáncer de piel) y de glioblastoma (un tumor cerebral). A estos cultivos se les inoculó el poliovirus modificado y lo que se comprobó es que el virus atacaba a las células cancerígenas.

¿Habéis llegado a la conclusión de por qué lo hacen?

El polivovirus se une a la proteína CD155 de cualquier célula que lo posea ¿Verdad? ¿Qué células tenía disponibles con la proteína CD155 en este caso el virus? Las células cancerígenas. Una vez en contacto, las utiliza para multiplicarse y tras ello las destruye. El problema es que el poliovirus no acaba con el 100% de las células cancerígenas.

Pero entonces, ¿qué tiene que ver el sistema inmune en todo esto? Pongámonos ahora en la situación de una persona con cáncer y con poliomielitis.

El poliovirus además de infectar a las células cancerígenas, entrará en contacto con el sistema inmune del organismo infectado. Concretamente con dos tipos celulares: los macrófagos y las células dendríticas. Estas células dendríticas procesarán el virus de la polio y activarán la respuesta inmune contra todos esos poliovirus, que como ya hemos comentado estarán unidos a las células tumorales. ¿El resultado? Las células cancerígenas ya sea, bien por la acción directa del virus, o bien por el sistema inmune guiado por el virus, serán destruidas.

En resumen, modificando genéticamente el virus de la polio para que no causara la enfermedad, y administrándoselo a una persona con cáncer, podríamos inducir la muerte de las células tumorales. Por un lado por la destrucción del propio virus y por otro, con la ayuda de este al sistema inmune.

¿Qué queda ahora por comprobar antes de utilizarlo como terapia contra el cáncer? Comprobar otras posibles respuestas del sistema inmune frente al virus modificado genéticamente.

¿Te ha gustado el post? ¿Has aprendido algo nuevo? ¿Quieres conocer más al detalle este asunto? No dudes en dejar un comentario o ponerte en contacto a través de maria@mariairanzobiotec.com para más dudas. Visita también mis redes sociales para mantenerte al día de todas las novedades de la web, y suscríbete para recibir en primicia todas las publicaciones: https://www.mariairanzobiotec.com/suscriptores-biotecnologia/

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5623745/

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs114/es/

Artículo anteriorBiotecnología y Alzheimer
Artículo siguiente¿Alergia o intolerancia?
María Iranzohttps://www.mariairanzobiotec.com/
Me apasiona la biotecnología y mi sueño es ayudar a descubrir la cura del cáncer. Actualmente formo parte del grupo de investigación de etiología y terapéutica de enfermedades periodontales. Máster en Bioquímica, biología molecular y biomedicina (UCM). Graduada en #Biotecnología (UdL).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

¿Qué es la inmunoterapia?

 “La inmunoterapia es una estrategia utilizada para restaurar y potenciar el sistema inmunológico del paciente, de modo que pueda reconocer, atacar y...

Papaya transgénica

Hoy hablaremos de la crisis que causó el virus PRSV en los cultivos de papaya hawaianos a principios de la década...

Con el sol, ¿la piel se oscurece y el pelo se aclara?

Estamos en pleno verano, en plena ola de calor y la radiación solar es más intensa que nunca. ¿Cómo es posible...

¡Suscríbete al Bog!

Lo más comentado

Veneno de escorpión para permitir la llegada de fármacos al cerebro

Esta semana hablaremos de cómo conseguir que fármacos, incapaces de entrar al cerebro por no poder cruzar la barrera hematoencefálica, lleguen a él. Investigadores...

Spirulina: La cianobacteria que podría plantar cara a los tumores

Hoy traigo otro avance en la lucha contra el cáncer, y más biotecnológico que nunca: utilizar una cianobacteria, la spirulina, para acabar con las...

Terapia génica para bajar el colesterol

Esta semana hablaremos del colesterol, la molécula que causa tantos estragos en la población, y de cómo la terapia génica, la utilización de genes...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar