lunes, diciembre 5, 2022
spot_img

Efectos tóxicos del alcohol. La Resaca.

Seguimos hablando del alcohol…  Y en esta segunda parte nos vamos a centrar en… ¿Cuáles son los efectos? ¿Por qué se producen? ¿Qué es la resaca? ¡SIGUE LEYENDO!

Si estás atento al blog habras leído ya el post sobre cómo se comporta el alcohol en nuestro organismo, viendo que al final del mismo te prometía seguir con este tema tan popular, así que allá vamos.

Si no lo has leído aun estas a tiempo: https://www.mariairanzobiotec.com/alcohol/

De todas formas, haremos un pequeño resumen:

El alcohol, concretamente el etanol, llega a nuestro intestino, donde pasa a la sangre y es esta la que lo transporta hasta el hígado (y el resto de órganos, incluido el cerebro, causando los efectos tóxicos y de “emborrachamiento” típicos). En el hígado, la alcohol deshidrogenasa lo transforma en acetaldehído. A continuación, el acetaldehído es metabolizado a ácido acético, un producto no toxico, gracias a otra enzima, la acetaldehído deshidrogenasa.

¿Cuál es el efecto del etanol sobre el sistema nervioso central? ¿Por qué nos “emborracha?

Al principio, cuando la cantidad de alcohol no es demasiado alta, el efecto sobre las neuronas es estimulante, causándonos euforia. Conforme el nivel de etanol aumenta, este pasa a tener un efecto depresor sobre el sistema nervioso central, afectando a la coordinación motora y a la concentración.

Después, el etanol nos causará una disminución del nivel de conciencia y cuando las cantidades sean excesivamente elevadas se inhibirá el funcionamiento del sistema nervioso, provocando la depresión respiratoria, pudiendo llegar al coma etílico o incluso la muerte.

¿Por qué afecta así el alcohol?

Porque como ya avanzamos el etanol es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica y llegar al cerebro.

Una vez allí, el etanol es capaz de alterar la función de algunos neurotransmisores y sus receptores, las proteínas implicadas en la transmisión sináptica excitatoria e inhibitoria, el principal mecanismo de comunicación entre neuronas.

La acetilcolina, así como la dopamina, noradrenalina, serotonina… aumentan inicialmente su liberación, lo cual explicaría el efecto estimulante inicial sobre la actividad psicomotriz, para pasar después a una fase de depresión. En esta, el etanol, induce un aumento de la acción de GABA y glicina, neurotransmisores implicados en la inhibición del sistema nervioso, lo que da lugar al estado deprimido.

¿Otros efectos tóxicos del alcohol?

Además de sus efectos en el sistema nervioso central, el etanol y el acetaldehído provocan otra serie de efectos tóxicos en diversos órganos.

Por un lado, el etanol es capaz de irritar las mucosas (induciendo deshidratación, cambiando la composición lipídica de las membranas…), cambiar la secreción de ácidos gástricos, producir inflamación, provocar una disbiosis intestinal, incrementar la presión sanguínea, entre otros.

Por el otro, el acetaldehído que es todavía más toxico, está involucrado en el daño hepático e incluso el cáncer. Esta molécula interactúa directamente con el ADN y provoca mutaciones y daños cromosómicos. También se une a una variedad de proteínas distorsionando la función y la estructura del hígado, aumentando el estrés oxidativo, la acumulación de lípidos, la inflamación y la fibrosis.

Hasta aquí, los síntomas, pero… ¿Qué ocurre después? ¿Qué es la resaca?

“La resaca de alcohol se define como la experiencia de diversos efectos fisiológicos y psicológicos desagradables que siguen al consumo de grandes cantidades de alcohol” (Palmer et al.,2019)

Los síntomas ocurren varias horas después del consumo, aproximadamente 10h, y varían según el sexo, el peso y los factores genéticos. La resaca puede durar varias horas o incluso más de 24 horas y se han identificado más de 47 síntomas de resaca siendo los más comunes el cansancio, el dolor de cabeza, las náuseas, el deterioro de la atención…

Quizás el cansancio sea uno de los más típicos pero tiene una explicación muy sencilla: como nuestras neuronas están intoxicadas, la calidad del sueño disminuye, y es por ello que nos levantamos cansados.

El malestar general también tiene su porqué. Como hemos dicho tanto el etanol como el acetaldehído son tóxicos y causan una inflamación general de las células de nuestro cuerpo, y es esto lo que nos hace sentirnos mal.

La debilidad y las pocas ganas de todo tienen su explicación en que las enzimas que participan en la desintoxicación del etanol en el hígado, también son encargadas de metabolizar la glucosa para que pueda ser absorbida correctamente por nuestras células. Cuando bebemos nuestro hígado está tan ocupado en detoxificar todo el alcohol que se olvida de la glucosa, la cual es necesaria como fuente de energía para nuestras células y especialmente para el cerebro. Esto conlleva también el típico dolor de cabeza.

Por último, la sed. El etanol actúa utilizando, como ya hemos dicho, la alcohol deshidrogenasa (ADH). Esta, además de metabolizar el etanol, también se encarga de que los niveles de agua corporales no disminuyan demasiado a través de la orina para mantenernos bien hidratados.

Como esta enzima está ocupada en transformar el alcohol en acetaldehído, sentimos la necesidad de ir al baño cada dos por tres mientras bebemos ya que la ADH no lo impide. Y es esto lo que causa que a la mañana siguiente nos sintamos totalmente sedientos, ya que hemos expulsado tanta agua que estamos deshidratados.

¿Qué decir de los fallos de memoria? Otro de los múltiples efectos del alcohol es interferir con los receptores de nuestro cerebro que están implicados en la memoria. Es por ello que a la mañana siguiente puedes no acordarte de todo, ya que tus receptores de memoria han estado inhibidos por la acción del alcohol.

¿Y todos los mitos sobre el alcohol? ¿Las mujeres se emborrachan antes? ¿Cenar bien es importante?… ¿Qué tienen de cierto? ¡Tendrás que estar atento! ¡Muy pronto lo descubrimos!

¿Te ha gustado el post? ¿Has aprendido algo nuevo? ¿Quieres conocer más al detalle este asunto? No dudes en dejar un comentario o ponerte en contacto a través de maria@mariairanzobiotec.com para más dudas. Visita también mis redes sociales para mantenerte al día de todas las novedades de la web, y suscríbete para recibir en primicia todas las publicaciones: https://www.mariairanzobiotec.com/suscribete-al-blog-de-ciencia-y-biotecnologia/

BIBLIOGRAFIA

Abrahao KP, Salinas AG, Lovinger DM. Alcohol and the Brain: Neuronal Molecular Targets, Synapses, and Circuits. Neuron. 2017 Dec 20;96(6):1223-1238. doi: 10.1016/j.neuron.2017.10.032. PMID: 29268093; PMCID: PMC6566861.

Birková A, Hubková B, Čižmárová B, Bolerázska B. Current View on the Mechanisms of Alcohol-Mediated Toxicity. Int J Mol Sci. 2021 Sep 7;22(18):9686. doi: 10.3390/ijms22189686. PMID: 34575850; PMCID: PMC8472195.

Cederbaum AI. Alcohol metabolism. Clin Liver Dis. 2012 Nov;16(4):667-85. doi: 10.1016/j.cld.2012.08.002. PMID: 23101976; PMCID: PMC3484320.

Hyun J, Han J, Lee C, Yoon M, Jung Y. Pathophysiological Aspects of Alcohol Metabolism in the Liver. Int J Mol Sci. 2021 May 27;22(11):5717. doi: 10.3390/ijms22115717. PMID: 34071962; PMCID: PMC8197869.

Palmer E, Tyacke R, Sastre M, Lingford-Hughes A, Nutt D, Ward RJ. Alcohol Hangover: Underlying Biochemical, Inflammatory and Neurochemical Mechanisms. Alcohol Alcohol. 2019 May 1;54(3):196-203. doi: 10.1093/alcalc/agz016. PMID: 30916313.

Lo más popular

Enzimas, los biocatalizadores

Esta semana hablaremos de los enzimas, esas moléculas que...

¿El agua conduce la electricidad?

Lanzar un secador a una bañera llena de agua...

El coronavirus, una zoonosis más

Durante las últimas semanas no se habla de otra...

¿El alcohol se congela?

¿El alcohol se congela? Evidentemente. Aunque no sea en...
spot_img
spot_img
María Iranzo
María Iranzohttps://www.mariairanzobiotec.com/
Soy biotecnóloga por la Universitat de Lleida (UdL) y máster en Bioquímica, biología molecular y biomedicina por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Me dedico a la investigación biomédica pero me apasiona la biotecnología y la divulgación científica.

Epigenética

Hoy hablamos de epigenética. ¿Te suena? ¿No? Pues tiene una gran influencia en el desarrollo embrionario, en múltiples respuestas fisiológicas y en el desarrollo...

Zoonosis y enfermedades zoonoticas

Tras unos años un poco moviditos en cuanto a enfermedades zoonoticas, es hora de hablar de ellas. Ah… ¿Qué no sabías que la COVID19...

Extracción y cuantificación de proteínas

Hemos hablado en profundidad de cómo se trabaja con los ácidos nucleicos (ADN y ARN) en el laboratorio, de cómo se extraen, se cuantifican...

3 COMENTARIOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: