viernes, agosto 7, 2020
Inicio Biotecnología BioBlog CURADO DEL VIH con un tratamiento, de células madre, para el linfoma...

CURADO DEL VIH con un tratamiento, de células madre, para el linfoma de Hodkin

Esta semana hablaremos del segundo caso de paciente con VIH curado, sí, has oído bien, curado. Por si fuera poco relevante ya de por sí la noticia, el secreto de la cura se halló en un tratamiento de cáncer. Hablamos del linfoma de Hodkin y de un tratamiento con células madre.

https://infosida.nih.gov/understanding-hiv-aids/

Tal y como explicamos ya en su día, el virus de la inmunodeficiencia humana o VIH, infecta las células de nuestro sistema inmune. En concreto, tiene predilección por los linfocitos T CD4+ (un tipo de glóbulo blanco). Estos, en resumidas cuentas, son los que activan a nuestro sistema inmune cuando se detecta una amenaza y se debe orquestar una buena respuesta inmunitaria.

¿Por qué este virus infecta estas células en específico? Todo viene determinado por varias proteínas. Una que se encuentra en la superficie del virus, llamada GP120 y 3 que se encuentran en la superficie del linfocito: CD4, CCR5 y CXCR4.

La proteína CD4 del linfocito actúa como punto de anclaje del virus, como receptor. Es decir, la proteína GP120 del virus reconoce a esta CD4 del linfocito y se unen. En este punto, el virus ya ha conseguido identificar las células que va a infectar. ¿Qué ocurre? Que se requiere de una segunda proteína, de un correceptor: sea CCR5 o CXCR4, para que el virus realice el siguiente paso: introducir su RNA en la células.

¿De qué dependerá que utilice un correceptor u otro? De la cepa en concreto del VIH.

*Cepa: Según la RAE, es un grupo de organismos emparentados, como las bacterias, los hongos o los virus, cuya ascendencia común es conocida.

Vamos, que una cepa es el conjunto de virus que proviene de un virus VIH común. Si un VIH tiene preferencia por un correceptor esto se trasmitirá a su virus “hijos”, creando una cepa de VIH con predilección por ese correceptor.

Estos correceptores son por tanto esenciales para el virus. Una vez el RNA vírico ha conseguido introducirse en linfocito se convierte a ADN. En forma de ADN, se integrará en el genoma de esta célula inmune. Copiándose en cada proceso de multiplicación celular. En algún punto, este DNA vírico puede trnasformarse en proteína y ensamblar los nuevos virus que saldrán del linfocito y colonizarán nuevas células.

https://infosida.nih.gov/understanding-hiv-aids/

Vayamos ahora con el linfoma de Hodkin. Se trata de un cáncer que afecta a los linfocitos (ya sabemos que son un tipo de glóbulo blanco), generalmente en los ganglios linfáticos. Por tanto, es un tipo tumoral que compromete la capacidad del sistema inmune para defender al cuerpo frente a una “amenaza”.

Comprendidas ambas enfermedades pasemos ya a nuestro paciente: Adam. Adam fue diagnosticado en 2003 de VIH. Como ocurre en todos los casos de VIH el tratamiento son lo antirretrovirales: fármacos que impiden que el virus prolifere. Estos fármacos consiguen controlar la infección e impiden que el paciente evolucione al SIDA (el estadio más grave de la infección por VIH). Sin embargo, estos fármacos no logran eliminar los genes de VIH que están insertados en el genoma de los linfocitos del paciente.

Los antiretrovirales lo que hacen es cronificar la enfermedad. La enfermedad no se elimina de tu cuerpo, pero no te mata.

9 años después, en 2012, Adam recibió una segunda mala noticia: tenía Linfoma de Hodkin. Consecuentemente, Adam se vio obligado a combinar sus antiretrovirales con los tratamientos oncológicos pertinentes. Sin embargo, ninguna de las terapias contra el linfoma resultó ser demasiado eficaz en su caso. Como última alternativa, se decidió someter a Adam a un trasplante de medula ósea.

La medula ósea es un tejido esponjoso que se encuentra en el interior de los huesos, y que contiene las células madre que producen las células sanguíneas de nuestro cuerpo, incluidos los linfocitos. Más info sobre células madre: https://www.mariairanzobiotec.com/celulas-madre-aplicaciones-mas-sorprendentes/

¿Qué ocurre? Que para cualquier trasplante necesitan que donante y receptor sean compatibles. En caso contrario aparece el rechazo inmunológico al órgano o tejido transplantado. El sistema inmune del receptor reconoce como extraño el trasplante y orquesta una respuesta inmune para neutralizarlo que puede acabar con la propia vida. Por este motivo, se requiere buscar donantes compatibles.

En el caso de Adam el donante más compatible tenía una mutación (un cambio en la secuencia de un gen). ¿Sabéis dónde? En el gen CCR5, el gen que produce la proteína CCR5, proteína que se encuentra en la superficie de los linfocitos y que el VIH utiliza para infectarlos. Es decir, las células madre de la médula ósea del donante fabricaban linfocitos T CD4+ sin la proteína CCR5.

*Se estima que el 1% de la población de Europa del norte tiene esta misma mutación en su genoma.

Así, las nuevas células madre que recibió Adam comenzaron a producir estos nuevos linfocitos, linfocitos que fueron superando a los enfermos de cáncer (y que poseían la proteína CCR5). En otras palabras, Adam empezó a fabricar linfocitos inmunes a la infección con VIH. Como el VIH que le estaba infectando no pudo seguir proliferando en sus linfocitos nuevos, acabaría desapareciendo del cuerpo.

¿El resultado? Tras 16 meses del trasplante, los médicos decidieron suprimirle el tratamiento antirretroviral. Año y medio después, ya sin este tratamiento contra el VIH, las pruebas de Adam resultaron negativas para el virus. En otras palabras: Adam consiguió curarse de la infección y del cáncer.

Hagamos una recapitulación por si alguien se ha perdido.

El VIH requiere de la proteína CCR5 de nuestros linfocitos para poder infectarlos. Nuestro paciente,  fue diagnosticado de linfoma de Hodkin, cáncer que afecta precisamente a los linfocitos y hace que el sistema inmune pierda la capacidad de defensa.

Tras varios tratamientos al paciente se le sometió a un trasplante de medula ósea, en el que se remplazaron todas las células cancerígenas y se sustituyeron por nuevas células madre que produjeran células sanas, linfocitos sanos.

Casualidades de la vida, las células madre que se le insertaron al paciente tenían una mutación en el gen de CCR5, y por tanto este no aparecía en la superficie de los nuevos linfocitos, de los sanos. Estos nuevos linfocitos no solo curaría a Adam del cáncer, sino también la infección por VIH. El virus, incapaz de infectar esos nuevos linfocitos (no encontraba la puerta de entrada, el CCR5) acabaría desapareciendo definitivamente del cuerpo de nuestro paciente, de Adam.

¿Es este el primer caso de curación del VIH? ¡No! La historia se repitió años antes con otro paciente, Timothy. Sin embargo, este fue diagnosticado de leucemia y no de linfoma. Algo que no cambia el transcurso de los acontecimientos, ya que ambos recibieron un trasplante de medula ósea que los curó del VIH.

(El caso del primer paciente tuvo bastantes más complicaciones, precisamente por el rechazo inmunológico derivado del trasplante de médula ósea y por la eliminación previa total de todas las células de su sistema inmune).

¿Qué consecuencias ha tenido este magnífico escenario? Que abra la puerta a utilizar el tratamiento con células madre para tratar a pacientes críticos de VIH.  ¿Y por qué críticos? Porque el trasplante de médula ósea no deja de ser un proceso de alto riesgo por la probabilidad del rechazo inmunológico (Entre el 40 y 50% de mortalidad, por lo que solo merece la pena en casos críticos).

Dado a esta complicación propia de los trasplantes, se plantea otra posibilidad: extraer células madre del propio paciente con VIH y modificarla genéticamente para eliminar ese CCR5. De esta forma, se reimplantarían como un trasplante de medula ósea y se esperaría ver los mismos resultados sin el potencial peligro del rechazo al tratarse de células propias.

¿Por el momento? Esperar a que las investigaciones avancen. La ciencia es un proceso lento, pero los resultados acaban llegando y suelen merecer la pena.

¿Te ha gustado el post? ¿Has aprendido algo nuevo? ¿Quieres conocer más al detalle este asunto? No dudes en dejar un comentario o ponerte en contacto a través de maria@mariairanzobiotec.com para más dudas. Visita también mis redes sociales para mantenerte al día de todas las novedades de la web, y suscríbete para recibir en primicia todas las publicaciones: https://www.mariairanzobiotec.com/suscriptores-biotecnologia/

REFERENCIAS BIBILOGRÁFICAS:

https://www.nature.com/articles/s41586-019-1027-4

https://www.liebertpub.com/doi/10.1089/aid.2014.0224

https://infosida.nih.gov/understanding-hiv-aids/

https://www.lavanguardia.com/ciencia/20190305/46851175356/paciente-londres-curado-virus-sida-vih.html

https://www.lavanguardia.com/ciencia/cuerpo-humano/20190305/46857450671/vih-paciente-berlin-curo-primer-caso-sida-timothy-brown.html

María Iranzohttps://www.mariairanzobiotec.com/
Me apasiona la biotecnología y mi sueño es ayudar a descubrir la cura del cáncer. Actualmente formo parte del grupo de investigación de etiología y terapéutica de enfermedades periodontales. Máster en Bioquímica, biología molecular y biomedicina (UCM). Graduada en #Biotecnología (UdL).

3 COMENTARIOS

  1. Estupenda noticia y explicación.
    Como dices “la ciencia es lenta”.
    Esperamos que para la vacuna y tratamiento del COVID 19 se obtengan resultados positivos pronto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos posts

Con el sol, ¿la piel se oscurece y el pelo se aclara?

Estamos en pleno verano, en plena ola de calor y la radiación solar es más intensa que nunca. ¿Cómo es posible...

Lactasa

Intolerancia a la lactosa: incapacidad para procesar el azúcar (disacárido) lactosa en sus dos componentes la glucosa y la galactosa.

Bacterias como posibles transportadoras de fármacos a los tumores

¿Qué piensas si te digo que una bacteria podría ser útil para transportar fármacos específicamente a los tumores? La palabra que...

¡Suscríbete al Bog!

Lo más comentado

Veneno de escorpión para permitir la llegada de fármacos al cerebro

Esta semana hablaremos de cómo conseguir que fármacos, incapaces de entrar al cerebro por no poder cruzar la barrera hematoencefálica, lleguen a él. Investigadores...

Spirulina: La cianobacteria que podría plantar cara a los tumores

Hoy traigo otro avance en la lucha contra el cáncer, y más biotecnológico que nunca: utilizar una cianobacteria, la spirulina, para acabar con las...

Terapia génica para bajar el colesterol

Esta semana hablaremos del colesterol, la molécula que causa tantos estragos en la población, y de cómo la terapia génica, la utilización de genes...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar