Biotecnología

¿Una vacuna para el acné?

Por septiembre 12, 2018 2 Comentarios
Vacuna_Acne_Biotecnologia_Maria_Iranzo_Biotec

Pese al desconocimiento de muchos, en ese desagradable fenómeno llamado acné que afecta al 80% de la población en algún momento de su vida, está involucrada la acción de una bacteria. ¿La última novedad? Un grupo de investigadores de la Universidad de California y la Universidad Nacional Central de Taiwán han encontrado la manera de generar una vacuna que prevenga su aparición.  

¿Qué es al acné? ¿Quién lo causa y por qué aparece? ¿En qué consistiría esta posible vacuna? Allá vamos, sigue leyendo.

¿Qué es el acné o acné vulgar?

El acné es una de las enfermedades dermatológicas más comunes y que, como todos sabéis, se caracteriza por la aparición de espinillas y granos, especialmente en la cara y en la espalda. Sin embargo, el acné es una enfermedad muy compleja en cuyo desarrollo pueden verse involucrados diferentes factores: desde cambios hormonales (en adolescencia, embarazo, menstruación…), hasta la dieta o el estrés. Sin embargo, hoy hablaremos de Propionibacterium acnés, una bacteria que también está relacionada con la aparición de este indeseable fenómeno.

¿Propionibacterium acnés?

P. acnés es una bacteria que convive con todos nosotros, alimentándose de la grasa que secretan nuestras glándulas sebáceas de la piel, sin causarnos ningún tipo de daño. Sin embargo, P. acnes es también la bacteria que participa en el desarrollo del acné. ¿Si todos tenemos este tipo de bacterias en nuestra piel, por qué algunas personas sufren acné y otras no? Todo depende de la cepa bacteriana que poseamos.

PARÉNTESIS: El término cepa se utiliza para clasificar tipos bacterianos, víricos, fúngicos… al igual que las palabras género, especie, familia… El término cepa, en concreto, hace referencia a un conjunto de bacterias que se han desarrollado a partir de una única célula bacteriana. Por este motivo, dos bacterias de la misma especie, pueden multiplicarse y generar dos cepas distintas, con características diferentes, si han proliferado en ambientes diversos.

Vale, mientras que hay cepas de P. acnés que nos ayudan a mantener alejadas a otras bacterias patógenas de nuestra piel, hay algunas un poco perores que secretan el factor de virulencia CAMP. CAMP es una toxina bacteriana que produce una reacción inflamatoria en nuestra piel causando el abultamiento típico de los granos, y el posterior acúmulo de pus.

OTRO PARÉNTESIS: El pus, ese líquido de color blanquecino o amarillento que se acumula en las espinillas, está compuesto por glóbulos blancos y otras células muertas del sistema inmune que han participado en el proceso de eliminación de esa infección.

¿Qué tratamientos existen contra el acné?

Hasta el momento existen diversas alternativas, pero que en rara ocasión consiguen acabar de raíz con este problema. Desde tratamientos tópicos como cremas o lociones que intentan regular la cantidad de sebo (la grasa de la piel de la que se alimenta esta bacteria), hasta tratamientos hormonales, o antibióticos que matan a todo aquel microorganismo presente en nuestra piel. Mientras que los primeros solo suponen un gasto excesivo de dinero por que suelen ser ineficaces, los tratamientos hormonales presentan efectos secundarios indeseables, y los antibióticos pueden acabar con las cepas buenas de P. acnés. Recordemos que estas cepas, además de convivir con nosotros de manera inofensiva, sirven de barrera para que otras especies patógenas no puedan infectar nuestra piel.

¿Cómo funcionaría esta vacuna?

A diferencia de estos antibióticos, la vacuna se centraría, exclusivamente, en las cepas patógenas causantes de la toxina CAMP. ¿Cómo se puede diseñar una vacuna que alcance dicho propósito? Bloqueando directamente este factor, e impidiendo, por tanto, que se desencadene la reacción inflamatoria causante del acné.

Para ello basta con generar anticuerpos, las moléculas que producen nuestro sistema inmune y que identifican una parte muy concreta de un patógeno, pero a nuestro gusto. En este caso los anticuerpos deberían reconocer, únicamente, las toxinas CAMP, y bloquear su acción antes de que llegaran a causar la inflamación.

Pero como cualquier tratamiento o fármaco, debe ser revisado y testado estríctamente antes de poder ser utilizado en humanos. Hasta el momento, los efectos de esta vacuna sí han resultado ser favorables en ratones. ¿Será un tratamiento tan útil en humanos? ¿Podremos decir que tenemos la clave definitiva para acabar con el acné?

¿Te ha gustado el post? ¿Has aprendido algo nuevo? ¿Quieres conocer más al detalle este asunto? No dudes en dejar un comentario o ponerte en contacto a través de maria@mariairanzobiotec.com para más dudas.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Nakatsuji T, Tang DC, Zhang L, Gallo RL, Huang CM, (2011). Propionibacterium acnes CAMP factor and host acid sphingomyelinase contribute to bacterial virulence: potential targets for inflammatory acne treatment.

(https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21533261?dopt=Abstract)

https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/mas-cerca-de-la-vacuna-contra-el-acne-551536052717

 

 

Únete a los comentarios 2 Comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar