CáncerCuriosidades

El acohol daña el ADN y puede producir cáncer

El alcohol daña el DNA y produce cáncer

La noticia de hoy es muy pero que muy reciente, y viene a confirmar lo verdaderamente dañino que puede resultar el alcohol para nuestro organismo. Un artículo publicado en la revista Nature ha demostrado que un derivado de la descomposición del alcohol daña nuestro ADN.

En primer lugar hablaremos un poco más del alcohol. Tal y cómo os explique hace unos meses en OTRO POST:

Cuando ingerimos cualquier tipo de sustancia, esta llega a nuestra sangre tras haber pasado por todo el tracto digestivo, es decir: desde la boca hasta el intestino. Sera aquí, en el intestino, donde, en este caso el alcohol, se absorba y pase a nuestra sangre.

La circulación lo conducirá, en primer lugar, al hígado, y tras haber pasado por él, la sangre lo transportará a todos los órganos del cuerpo. Por ello este órgano se suele comparar a una especie de “detoxificador”, que intenta eliminar o detoxificar toda sustancia que pueda ser dañina para nosotros.

En nuestro caso, en el hígado, el alcohol (que concretamente es etanol, un tipo de alcohol) pasaría a ser otra sustancia: Acetaldehído, gracias a la acción de una enzima, la Alcohol desihidrogenasa. Y por si hay por aquí alguno que todavía no sabe lo que es una enzima, se lo recuerdo: Una enzima es una proteína que cataliza una reacción, y cuando hablamos de catalizar nos referimos a ayudar a que la reacción ocurra, a acelerar el proceso.

¿Qué pasa entonces con el Acetaldehído? Pues principalmente, lo que ocurre es que es todavía más tóxico que el etanol, y que al ser producido en el hígado viajará a través de la sangre por todo nuestro cuerpo. Cuando la circulación lleve el Acetaldehído de vuelta al hígado (nuestro sistema circulatorio es un circuito cerrado) será cuando se detoxifique totalmente al transformarse en Ácido acético, gracias a la enzima Acetaldehído deshidrogenasa. Esta sustancia ya no es tóxica para nosotros, ya que se puede utilizar como fuente de energía.

¿Cuál es, por tanto, el problema?

El acetaldehído, el metabolito derivado de la descomposición del alcohol, es el que produce los daños en el ADN. Aunque hemos comentado que este se descomponía en otra sustancia que ya no resultaba toxica para nosotros. El problema se genera cuando se acumula tal cantidad en el cuerpo que el organismo no es capaz de eliminarlo todo de golpe. Los altos niveles de acetaldehído en sangre son los responsables de dañar el DNA de las células madre hematopoyéticas.

Las células madre hematopoyéticas, son esas células que se encargan de generar los diferentes tipos de células sanguíneas: plaquetas, glóbulos blancos, glóbulos rojos… Las altas concentraciones de acetaldehído provocan roturas en su DNA. Como cualquier otro tipo celular, estas células tienen una maquinaria encargada de reparar estos daños, aunque puede cometer errores que generen mutaciones. La acumulación de estas mutaciones son las causantes de la aparición de las células cancerígenas y del posterior desarrollo de un tumor.

¿Un problema añadido? Más de 500 millones de personas en el mundo (principalmente en Asia) sufren una mutación en el gen que produce la proteína Acetaldehído deshidrogenasa (ALDH2). Esta mutación genera que la enzima no funcione correctamente y que los niveles de acetaldehído en sangre se acumulen en mayor medida. ¿Qué significa? Que estas personas tienen más probabilidad de desarrollar tumores al no ser capaces de eliminar con tanta facilidad el metabolito tóxico.

¿La conclusión? Consumo responsable de bebida alcohólicas.

¿Te ha gustado el post? ¿Te ha servido para aprender algo nuevo? ¿Te gustaría conocer más al detalle este asunto? No dudes en dejar un comentario o ponerte en contacto a través de maria@mariairanzobiotec.com

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

https://www.nature.com/articles/nature25154

https://revistageneticamedica.com/2018/01/12/alcohol-dana-adn/

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar